Consejos para un hogar más limpio

ENERGÍA

Ahorrar energía es beneficioso para el plantea (menos nucleares y centrales térmicas) y para tu bolsillo. Algunas formas de hacerlo. Bombillas: Mantenlas encendidas sólo el tiempo indispensable. No dejes luces encendidas en lugares públicos sólo porque tú no lo vas a pagar. Utiliza bombillas de bajo consumo: gastan un 80 por ciento menos de energía, y aunque su precio es elevado (1.000-2.000 pta.), duran entre ocho y diez veces más por lo que, después de amortizarla, cada una supone un ahorro en torno a las diez mil pesetas.

Lavadora: ¿Sabes que el lavado con agua fría ahorra hasta un 90 por ciento de electricidad?

Calefacción: No la utilices innecesariamente, y piensa que de todos los sistemas el eléctrico es el que más caro cuesta (esto mismo es aplicable a calentadores y cocinas). Con todo, la mejor estrategia es el aislamiento: pon cintas aislantes en puertas y ventanas. Si vas a hacer una reforma en tu casa, utiliza materiales aislantes y cristales dobles. A la larga, se amortizan. Para el calor, piensa que un ventilador gasta infinitamente menos que el aire acondicionado.

COMPRAS

Siempre que puedas, adquiere productos originarios o fabricados cerca de tu lugar de residencia. Con ello ahorras la energía del transporte y favoreces a la economía local.

PAPEL

Ahorrar papel supone frenar la deforestación y la erosión, eliminar la contaminación que vierte a los ríos la industria papelera y amortiguar el efecto invernadero. ¿Cómo hacerlo?

- Compra folios y sobres de papel reciclado. Si aún siguen siendo caros, el precio bajará cuando el consumo se generalice. - Usa las dos caras del folio, tanto para fotocopias como para otros menesteres.Esto es válido también para vuestra impresora.

- No lleves para casa publicidad que luego acabará en el cubo de la basura.

- El papel higiénico debe ser de color gris, ya que para obtener el blanco se ha utilizado cloro que luego va a parar a los ríos. Por la misma razón, sustituye el rollo de cocina por trapos y las servilletas de papel por otras de tela.

- Procura comprar productos poco embalados, y si es posible a granel. Eso te beneficia a ti, ya que el envase aumenta el precio del producto; y al medio ambiente, ya que reducir el papel de los envases a la mitad salvaría al año millones de árboles.

- Ten en casa una bolsa o recipiente exclusivamente para papel y cartón, y entrégalo a las empresas o asociaciones que lo recojan para su reciclado.

-Utiliza servilletas y trapos de cocina de tela.

RESIDUOS

La sociedad de consumo impone como máxima el usar y tirar, lo que supone un descomunal derroche de recursos no renovables y de energía. Cada botella, plástico, envoltorio que tiramos por ahí contribuyen a convertir la naturaleza en un inmenso vertedero. Algunas medidas para paliar esto son:

- No compres nunca cervezas ni refrescos en lata ni tampoco botellas no retornables, sino aquellas que se puedan devolver. El resto del vidrio échalo en los contenedores destinados a ello.

PILAS Las pilas contienen mercurio y otros peligrosos metales, y si las tiras a la basura tarde o temprano contaminarán el agua y los cultivos. Muchos establecimientos que venden pilas recogen ya las usadas.

AEROSOLES

Si compras un spray de cualquier cosa estás tirando a la basura lata, plástico y aluminio que además te han cobrado a ti. Así que, si puedes, evítalos.

PLÁSTICOS

En tiendas y supermercados se nos regalan gran cantidad de bolsas que la mayor parte de las veces van a parar a la basura. El plástico es un derivado del petróleo que además al quemarse libera azufre, por lo que conviene reducir su inútil consumo llevando tus propias bolsas o un cesto de la compra al supermercado.

LIMPIEZA

Si utilizas gran cantidad de productos para limpiar, piensa que todo ese arsenal químico va a parar a alguna parte. La lejía, por ejemplo, mata las bacterias que purifican el agua; el fosfato de los detergentes en polvo hace crecer a las algas de mares y ríos hasta el punto de que matan a los peces. Por eso, cuando limpies la casa o laves tu ropa, piensa si no estarás ensuciando el exterior. Si quieres evitarlo: - Compra detergente en polvo que al menos no tenga fosfatos. En el mercado ya hay detergentes y lavavajillas verdes apenas dañinos. - Utiliza menos cantidad de la indicada por el fabricante el cual, como es lógico, querrá que gastes su producto lo antes posible. - Vinagre o limón mezclados con agua son los mejores desinfectantes para cocinas y cuartos de baño.

AGUA

¿Sabías que del 70 al 80 por ciento del agua superficial de la península no es potable, está contaminada? La sequía nos ha dado ya un serio aviso, y encima somos el país de Europa que más litros consume por habitante. Ahorrar agua no cuesta tanto...

- Coloca una botella llena dentro de la cisterna del water; ahorrarás litro y medio cada vez que tires de la cadena.

- No utilices el retrete como papelera o vertedero de sustancias que luego irán a parar a los ríos y alterarán las características

fisicoquímicas del agua. Especialmente no tires aceite por el water o el fregadero.

- Coloca difusores en los grifos: se aprovecha mejor la misma cantidad de agua.

- Por último, sé consciente de cuánta agua usas. Utiliza sólo la necesaria. Si la derrochas, quizás te haga falta algún día