LA FABRICACIÓN DEL PAPEL Y SU IMPACTO MEDIOAMBIENTAL

 

PRINCIPALES PROBLEMAS DEL MEDIO AMBIENTE

Son muchos y variados. Entre ellos podemos destacar:

-Efecto invernadero/ cambio climático/ sequía

-Deforestación/ incendios/ erosión

-Extinción de especies animales y vegetales/ destrucción de hábitats

-Contaminación de la tierra, el agua y el aire/ los residuos

No cabe duda de que estos problemas vienen todos producidos por la acción humana, especialmente en las últimas décadas. Por lo mismo, está en nuestras manos que estos problemas se aminoren o por el contrario vayan a más. Entre las muchas cosas que se pueden hacer se encuentra todo lo relacionado con el tema del papel.

¿POR QUÉ DEBEMOS AHORRAR Y RECICLAR EL PAPEL Y EL CARTÓN?

Antes debemos plantearnos de qué se hace el papel: de la celulosa, que viene de la pasta de papel, que a su vez se fabrica a partir de los árboles.

El impacto de la fabricación del papel sobre el bosque está claro: cada año se cortan en nuestro país veinte millones de árboles sólo para fabricar papel. Sumémosles los que se cortan para leña o carpintería, los que arrasan los incendios o los que se destruyen con las grandes infraestructuras (pantanos, autovías...) y nos podremos hacer una idea de la alarmante deforestación que está afectando al planeta entero y en nuestro caso concreto a la Península. Con todo, nuestro mercado de papel es todavía deficitario y aun tenemos que importar celulosa virgen de otros países, como Canadá. Y es que el consumo de papel se ha disparado de forma brutal: el consumo de papel se ha multiplicado por veinte desde 19l3, especialmente en las últimas décadas con la aparición de la fotocopiadora, el fax, el ordenador...

#Unos datos sobre la deforestación:

- En los últimos cincuenta años se ha perdido en el mundo una superficie de bosque equivalente a China y la India juntas.

- La selva amazónica desaparece al ritmo de un campo de fútbol por segundo. Hay que destacar que este tipo de bosque alberga entre el 50 y el 90 % de la diversidad biológica del planeta, y nos haremos una idea de lo que supone su pérdida.

- Por lo que respecta a Extremadura, en los años que van de 1950 a 1980, se han perdido la cuarta parte de los encinares, lo que equivale aproximadamente a unos nueve millones de árboles. Aunque ya está prohibido cortar encinas, la recuperación es difícil debido a las plagas, la sequía y el sobrepastoreo.

¿QUÉ CONSECUENCIAS TRAE LA FALTA DE ÁRBOLES?

ì Agudización de la sequía: estamos padeciendo el período más seco del siglo. Debemos tener en cuenta que los bosques atraen la lluvia, y que donde hay mucha vegetación aumenta la humedad ambiente, así como las reservas de agua en el subsuelo.

ì Veranos más calurosos: el árbol también conserva la humedad del suelo y regula el clima. Es decir: crea microclima. La tierra sin árboles experimenta variaciones de temperatura, humedad y viento a lo largo del día y durante las diferentes estaciones mucho mayores que las superficies arboladas.

ì Inundaciones: el humus del suelo retiene el agua de lluvia, y las raíces evitan que se vaya la tierra. Triste prueba de ello es que donde ha habido un incendio al invierno siguiente es probable que haya inundaciones.

ì Erosión: aparte de impedir que el viento y el agua se lleven la tierra fértil, el árbol impide que el sol desertice el suelo, ya que la luz está hecha para las hojas, no para el suelo, el cual se seca y agrieta. El suelo del bosque suele ser blando, mientras que donde no hay árboles es duro, como una costra.

ì Más eucaliptos: el árbol es algo más que una fábrica de madera:

- Es el mejor captador solar (aprovecha la energía del sol, que es una energía gratis y no contaminante.

- Fertiliza el suelo: los materiales inertes, los minerales, etc. son transformados en materia orgánica.

- Él mismo se transforma en abono (hojas, frutos, raíces y todo él cuando muere)

- Da alimento y escondite a los animales del bosque.

Sin embargo, no todos los árboles son igual de beneficiosos. Son preferibles las especies autóctonas de cada sitio, porque en virtud de la selección natural son las mejor adaptadas a cada ecosistema. En Extremadura, entre las especies autóctonas habría que destacar a las de la familia QUERCUS, especialmente a la encina y al alcornoque, tanto por su resistencia a la sequía y al fuego como por sus efectos beneficiosos para el suelo, ya que mejora la composición química de este.

Por el contrario, y siempre en función de la rentabilidad económica, que no ambiental, se han plantado en Extremadura y de forma masiva dos especies que son altamente dañinas para el suelo, y que son el pino y el eucalipto.

¿Por qué se plantan?

-Por su rápido crecimiento (en quince años se pueden talar)

-Para fabricar papel (mala calidad de su madera, especialmente el eucalipto).

EL PINO:

Es una conífera que existía en Extremadura sólo de forma residual. La plantó el ICONA en amplias zonas a partir de los años cincuenta. El resultado se puede ver dándose una vuelta por las Hurdes o Sierra de Gata: la facilidad con que arde y su nula regeneración tras los incendios han ocasionado un desastre ecológico del que muchas zonas tardarán lustros en recuperarse.

Además de eso, ¿por qué es perjudicial el pino?

Las hojas de este árbol tardan en pudrirse de tres a cinco años, lo cual crea una capa en el suelo que impide que crezca la hierba y que haya la humedad indispensable. Además de eso, el pino empobrece y acidifica el suelo.

¿Y EL EUCALIPTO?

El eucalipto, oriundo de Australia, se introduce en la Península en época relativamente reciente: 1866. En su continente de origen se planta para secar las zonas pantanosas, con lo que se puede uno imaginar los efectos que causa en las reservas de agua de una región con escasez de precipitaciones como la nuestra. Sus raíces tienen tal avidez de agua que pueden secar fuentes, romper tuberías...

Por otra parte, el eucalipto impide el desarrollo vegetal: no repone nutrientes porque no hay en Europa microorganismos que transformen sus hojas en materia orgánica. Bloquea varios ciclos del suelo, entre ellos el del nitrógeno. Quien haya observado una plantación de eucaliptos se habrá dado cuenta de que no hay matorrales, ni tampoco, salvo raras excepciones, otros árboles. Ello es debido a que sus hojas contienen unos agentes bacteriostáticos que eliminan toda posible competencia. Por lo tanto, este árbol no sólo desmineraliza el suelo en poco tiempo, sino que sus bosques están muertos: pocos animales pueden alimentarse de ellos, ni esconderse, ni hacer nidos.

AHORRAR Y RECICLAR PAPEL ES BUENO PARA LOS RÍOS Y LOS MARES:

Fabricar mil kilos de papel blanco supone el consumo de 100.000 litros de agua, un bien cada vez más escaso. De ellos, un 10 % altamente contaminado se vierte a los ríos. La industria papelera está entre las más contaminantes (produce un 27 % de los residuos tóxicos producidos en España, según estimaciones de Greenpeace) . Su alta toxicidad es debida fundamentalmente al proceso de blanqueo con cloro, que es la auténtica historia para no dormir de la industria papelera:

- Los llamados compuestos organoclorados (más de mil diferentes) se forman al reaccionar la pulpa de madera con el cloro. De ese cóctel químico se conocen realmente sólo unos 300.

>- Los organoclorados son peligrosos porque no existen en el medio de forma natural, son de invención humana: su persistencia en el tiempo es enorme, porque los seres vivos no disponen de medios para excretarlos y por eso aumentan su concentración al recorrer la cadena trófica. Todo vertido de cloro al medio ambiente, bien en forma líquida o sólida como algunos plásticos (PVC) produce este fenómeno.

- Una serie de compuestos organoclorados son especialmente peligrosos: las llamadas dioxinas, el veneno más potente que se haya inventado jamás. Su toxicidad es 70.000 veces mayor que la del cianuro. Un cartón de leche sin protección interior de aluminio puede contaminar de dioxinas el contenido del envase por lo que algunos países, como Nueva Zelanda, los han prohibido.

¿QUÉ PAPEL USAR?

Existen dos tipos recomendables:

# Papel blanqueado sin cloro: en la fabricación de este se ha empleado celulosa virgen, lo que implica que se han talado de árboles, pero al menos minimiza los desastrosos efectos de la química del cloro comentados más arriba. Hay que cerciorarse de que la etiqueta especifique: Papel libre de cloro, o Papel blanqueado sin cloro.

# Papel reciclado: no lleva procesos de blanqueo, no supone la tala de árboles y consume mucha menos agua y electricidad.

OTRAS RAZONES

- Actualmente se compran al extranjero 500 millones de kilos de papel viejo al año -7.500 millones de pesetas- porque resulta más cómodo importarlo que recoger el que tiramos aquí. Nuestra tasa de recogida está actualmente en un 37 %.

- Ahorro de energía: aparte de las materias primas (agua y madera), también se ahorra luz (ver cuadro díptico). Si pensamos que ahorrar energía eléctrica no es beneficioso para la salud del planeta, basta con ver de dónde viene esa energía: hidroeléctrica es un 17 %; el resto proviene de las centrales térmicas y de las nucleares. Las térmicas contribuyen al efecto invernadero y generan la lluvia ácida. Sobre las nucleares sobran comentarios.

-Las basuras: aproximadamente un 20 % de nuestro cubo de basura es papel y cartón. Tiramos diariamente al vertedero diez millones de kilos. Con los problemas que empiezan a plantear la ubicación de los vertederos, sería bueno empezar a producir menos residuos.