SE LLEVAN LA SIERRA

"Don Paco se han llevado la Sierra, indicó un alumno al maestro un día de invierno que ésta permanecía tras una intensa niebla".
 
 

Veinticinco años más tarde, TABICESA, una EMPRESA dedicada a la fabricación de ladrillos y otros materiales, inicia una extracción de áridos en un paraje conocido popularmente como el "CERRO DEL MILICIANO" y comienza a cargarla en camiones para su transformación en Valdivia, donde mantiene ubicada una Fábrica.
 
 

SALTA LA NOTICIA

Las primeras noticias de la actividad emprendida en dicho paraje que también denominan "LA CALERA", se tienen de forma oficiosa en Abril, exactamente el día 7 cuando la Asociación Ecologista RETAMA hace un escrito a la Dirección General de Medio Ambiente preguntando por permisos, estudios de Impactos y otros aspectos ya que la extracción se realiza dentro de una ZEPA (Zona Especial de Protección para Aves).

Un día después, 8 de Abril, a través de escrito de registro de salida 459 en el Ayuntamiento de Orellana, se constata que una Empresa está realizando trabajos de excavación de cierta importancia en el paraje conocido como "EL CERRO DEL MILICIANO". Se dice que se viola lo dispuesto en el 242.2 TEXTO REFUNDIDO DE LA LEY DEL RÉGIMEN DEL SUELO Y ORDENACIÓN URBANA y se pide que en el plazo de dos meses se solicite licencia, pidiendo se paralice la actividad.

EI día 9 salta a los medios de comunicación mediante nota de prensa en el diario HOY.
 
 

DESAGUISADO Con la sola justificación de un permiso de investigación otorgado desde la Dirección General de Ordenamiento Industrial, Energía y Minas y hasta su paralización, se ha conseguido hacer un cráter de 70 mts. de diámetro por 6 mts. de profundidad aproximadamente. Se arranca arbolado y monte bajo y se crean zonas de escombreras.

Por supuesto, hasta entonces, se han violado las Normas Subsidiarias del Ayuntamiento al tratarse de un Area de Protección Ecológico Ambiental (Tipo II), y los supuestos por los que se declara el Pantano de Orellana y Sierra de Pela Z.E.P.A., y el Convenio Ramsar que declara dicha localización zona protegida a escala internacional. Hechos claramente tipificados y catalogados como Delito Ecológico en el Nuevo Código Penal.
 
 

TABICESA PIDE AUTORIZACIÓN

Según escrito en registro de entrada del 29 de Abril en el Ayuntamiento de Orellana, la Empresa aporta solicitud de Autorización de dicha cantera ante la Dirección General de Ordenación Industrial, Energía y Minas, aportándose a la vez el Proyecto de Explotación y un estudio de Impacto Ambiental.

En dicha documentación se recoge textualmente ..."Respecto a la paralización de los trabajos que nos indican en su escrito queremos significarles la imperiosa necesidad que esta Empresa tiene de utilizar el material extraible en dicha localización. En estos momentos significaría un daño económico muy grave no disponer en fabricación de ese material. Por esa razón, la Empresa solicita de ese Ayuntamiento el oportuno permiso para proceder con los trabajos de Extracción que no superarán los 1.500 mts cúbicos/mes en tanto se recibe la licencia de la autoridad Minera y Medioambiental...", lo cual, unido al descomunal cráter practicado en la Sierra viene a demostrar que la actividad allí iniciada se extralimitó a lo puramente concedido por Ordenación General de Industria, Energía y Minas que era un Permiso de Investigación. Según consta, el Ayuntamiento una vez paralizada la extracción no concede licencias provisionales en tanto no decida dar licencia definitiva.
 
 

SE REUNE EL CONSEJO VERDE

4 de Mayo: Se abre la reunión exponiéndose por parte del presidente del Consejo (Concejal de Medio Ambiente) todo el asunto a los distintos representantes de los grupos ecologistas (Adenex, Retama) y de la Comisión de Medio Ambiente del Ayuntamiento.

Las intervenciones más relevantes se centran en el estudio de INIPACTO AMBIENTAL presentado por la Empresa, el cual resulta bastante deficiente a distintas partes, sobre todo, por el prolongado período de explotación, 23 años, para el que se solicita licencia. En virtud de lo antes dicho, se pide apoyo y asesoramiento de la Dirección General de Medio Ambiente.

Al final de la sesión queda la impresión de que debe cumplirse el requisito del Impacto Ambiental dejándose bien claro que "si hay tres ladrillos a ganar, buenos son".

A la entrega de las actas, nuevamente, y haciendo gala de sus dotes de buen censor el Señor Secretario vuelve a omitir alguna intervención de los señores representantes, en concreto una referida a la petición de archivar el asunto hasta la entrada en vigor de la Ley de la Naturaleza y Espacios Protegidos de Extremadura que está a punto de aprobarse en la Asamblea de Extremadura, solicitándose ésto en el sentido de actuar conforme al espíritu de La Ley y lo establecido en ésta.
 
 

EL AYUNTAMIENTO INFORMA A FAVOR DE LA EXPLOTACIÓN.-

Comisión de Gobierno del 16 de Junio de 1998: Visto el expediente relativo a la licencia de legalización para explotación de pizarras sericíticas e instalaciones complementarias situada en suelo clasificado como no urbanizable, calificado como Área de Protección Ecológico Ambiental ( Tipo II) se puede constatar que en base al informe de Impacto Ambiental aportado por la Dirección General de Medio Ambiente, el Ayuntamiento da el visto bueno. De dicha Comisión de Gobierno, podemos deducir lo siguiente.
 
 

1°.- Aunque el informe de Impacto Ambiental de la D.G.M.A. tiene la consideración de Condición Especial en el otorgamiento de la presente autorización y aún certificándose que la actividad no causará impacto ambiental de efectos negativos en la Zona, hay que decir que no hay estudio de Impacto Ambiental propiamente dicho, lo único que hay, a modo de estudio, es un plan de restauración de la explotación de pizarras en las condiciones que se establecen en el Informe Técnico de la D.G.M.A. En ningún momento se aporta a priori un Catálogo de Especies de Flora y Fauna pudiéndose causar el daño antes de que lo prevenga el Plan Anual de Restauración de Tabicesa S.A.
 
 

2°.- Que la Comisión de Gobierno considera de interés social la explotación en base a la repercusión en puestos de trabajo para los municipios de Villanueva de la Serena y Valdivia o a tal reconocimiento por parte de la Junta de Extremadura. Tal acuerdo no viene más que a cubrir un requisito, ya que tal consideración no tiene la menor justificación en Orellana la Vieja.. En ese sentido social o de interés económico, la explotación no afecta a ningún servicio público, no crea puestos de trabajo en la localidad, no hay ninguna ventaja para ningún miembro de la localidad y término municipal, así como desde el punto de vista medioambiental no supone ningún beneficio. Ni siquiera se dejan los 3 ladrillos que decíamos "bienvenidos fueran". Nada.
 
 

3°.- Al ser catalogada la zona como Área de Protección Ecológica Ambiental (Tipo II), las Normas Subsidiarias de Planeamiento Urbanístico dicen: ... "que dicho lugar goza de un cierto grado de protección en atención a su función productiva, cultural y paisajística, siendo así mismo, fundamentales para la conservación de los ecosistemas de la zona". Las propias normas prohiben cualquier actividad que no sean los usos permitidos que tienen que ver con la actividad agrícola y ganadera. Se prohiben las actividades extractivas y prospectivas sin la preceptiva licencia de obra por el Ayuntamiento y en este sentido la norma es taxativa y bien clara. En última instancia seria el Pleno quien debe dar interpretación a las cuestiones de matización de las N.N.S.S.

De igual modo resta decir que el expediente no ha sido informado nunca a la Comisión de Urbanismo en este Ayuntamiento y por tanto no se ha dictaminado en Pleno, al igual que habría que haber esperado Dictamen de la Comisión Regional de Urbanismo.
 
 

4º.- La zona en la que se pretende realizar la explotación de pizarras es de olivar, cultivo tradicional de valores históricos, medioambientales, sociales y sanitarios, por lo que su arranque contraviene taxativamente varios artículos de las NN.SS., especialmente los correspondientes al Capítulo 4° del Título VI, puesto que los olivares en Suelo No Urbanizable tienen la consideración de suelos protegidos por sus valores ecológicoambientales. (artículo VI.49).
 
 

5°.- La fianza que establece el Ayuntamiento para el cumplimiento de las obligaciones por parte de Tabicesa S.A. ( 2.000.000 de pts) resulta ridícula dada la magnitud de la obra, había que haberle echado un par de ceros más.
 
 

¿CÓMO QUEDARÁ ESTA ZONA DE LA SIERRA?

Caso de obtenerse la preceptiva Licencia Municipal por parte de Tabicesa.S.A., cuya última palabra la tiene esta Coorporación, y ya se dice en las N.N.S.S. en cuanto a grandes movimientos de tierra, "...la obtención de autorización por parte de otras autoridades u organismos no prejuzgará la obtención de licencia municipal ", el lugar no sólo estaría sometido a una presión de máquinas y camiones, sino a la acción de instalaciones complementarias en la zona, tales como cintas transportadoras, grupos electrógenos, etc... lo que conllevaría una actividad de gran envergadura. Hay que pensar que a pesar de las revisiones anuales el tipo de licencia que se solicita es para23 años.

Se practicaría un cráter de grandes dimensiones, que quizás quedaría dividido por el Camino de Villavieja, de donde se extraería el tipo de roca. Según consta en el Proyecto todo el entorno se iría reponiendo a medida que avanza la obra para terminar en una especie de charca integrada en el medioambiente a la que se podría dar usos agrícolas y ganaderos. A estas medidas correctoras, como no podía ser de otra manera, hay que añadir la reforestación y otras.

Grupo Ecologista Retama